¿Qué es la computación en la nube?

La computación en la nube es un recurso informático externo o un grupo de recursos a los que se puede acceder fácilmente a través de Internet, en una capacidad bajo demanda. En lugar de utilizar tu propia computadora y servidores para almacenar los archivos o copias de seguridad de tu empresa, los servicios en la nube ofrecen una forma de descargar estas funciones a servidores dedicados en centros de datos de una empresa tercera.

Estos servidores externos son centros físicos y realizan las mismas funciones que tus propias computadoras. Solo son gestionados, administrados y mantenidos por otra compañía en otra ubicación. Te permiten realizar las mismas tareas que un servidor interno, incluido almacenamiento y servicio de datos, alojamiento de aplicaciones, correo electrónico y alojamiento web, y servicios de seguridad.

Opciones de infraestructura en la nube

Las opciones de infraestructura en la nube generalmente se dividen en una de estas tres categorías:

  • Plataforma como servicio (PaaS): Modelo completo de computación en la nube que ofrece hardware, software y servicios de infraestructura. Los ejemplos incluyen Microsoft® Azure y Google® App Engine.
  • Infraestructura como servicio (IaaS): Conjunto de recursos informáticos, de almacenamiento y redes. Los ejemplos incluyen Oracle® Cloud Infrastructure y Amazon® Web Services.
  • Software como servicio (SaaS): Acceso a un software en línea, en lugar de descargarlo y utilizarlo en tu máquina local. Los ejemplos incluyen Trello® y Adobe® Creative Cloud.
  • 12 beneficios comerciales de los servicios en la nube

    Si utilizas cualquiera de los servicios en la nube disponibles para pequeñas empresas (y es muy probable que lo hagas) entonces ya te has dado cuenta de algunas de las ventajas. Aquí hay doce beneficios de los servicios en la nube que a lo mejor son poco perceptibles, pero absolutamente esenciales.

    1. Seguridad de datos

    La pérdida de datos es una de las principales preocupaciones de las empresas en la actualidad. Desde eliminaciones accidentales hasta intentos de hackeo para robar información o retener datos y así obtener algo por su rescate; hay una amplitud de amenazas para las empresas modernas. Por ello, tiene sentido que las pequeñas empresas subcontraten una ubicación más segura, en lugar de tener un servidor interno para sus datos y procesos.

    Si bien podría parecer que almacenar datos en otro lugar, donde se accede de forma remota, pudiera ser un riesgo mayor, los proveedores de la nube conocen bien los detalles de seguridad como la autenticación, cifrado y permisos. Puedes elegir quién accede a qué datos y el proveedor trabajará para administrarlos y protegerlos.

    2. Potencial reducción de costos

    Si valoras ser propietario absoluto de tus activos, puedes ver el costo mensual como una de las desventajas de los servicios en la nube. Pero, ¿sabes lo que cuesta comprar, almacenar y mantener tus propios servidores? ¿Qué pasa con los espacios que los albergan y los equipos necesarios para mantenerlos operando día tras día?

    Cada componente de hardware, desde el cableado hasta una unidad de ventilación, tiene un precio; así como el software, las actualizaciones y las licencias. Dado que las soluciones comerciales en la nube ya cubren el alto costo de almacenamiento y alojamiento de datos, puede tener más sentido financiero subcontratar esto y ahorrar en lo que, de otro modo, sería una inversión significativa y continua.

    3. Eficiencia

    Sin la necesidad de contratar personal adicional de TI para mantener tus servidores, tendrás menos que administrar desde una perspectiva de recursos humanos. Las demandas de formación y desarrollo también disminuyen. Además de tener un enfoque más simplificado de los datos, tendrás menos problemas de personal relacionados con el mantenimiento del servidor.

    4. Escalabilidad

    ¿Qué sucedería si necesitas expandir tus operaciones para adaptarte a un nuevo cliente la próxima semana? ¿O mañana? La mayoría de los proveedores de servicios en la nube están preparados y pueden ampliar tus necesidades de datos y recursos. Inclusive hoy, si es necesario.

    Ellos conocen el costo y los recursos que necesitas, y pueden ayudarte a determinar el plan correcto para mantener todo en movimiento durante un período de crecimiento. Además, si necesitas reducir la escala, o tu crecimiento es temporal, puedes degradar tu plan fácilmente.

    5. Movilidad

    Incluso cuando algunos equipos han regresado a la oficina después de la pandemia de COVID-19, el atractivo del trabajo remoto no desaparecerá. La capacidad de acceder a los datos correctos en cualquier momento y en todas partes se ha vuelto un símbolo de un negocio ágil. 

    Las aplicaciones basadas en la nube pueden mantener tus oficinas conectadas a los sistemas de comunicaciones que utilizás entre empleados, clientes, servicio al cliente y proveedores.

    Muchas empresas están creando y desarrollando soluciones móviles, no solo para servir a sus equipos, sino también para vender a sus clientes. Estos servidores han facilitado la creación, prueba e implementación de dichas aplicaciones y soluciones para mantener a tu marca en la mente de tu cliente objetivo.

    6. Recuperación ante desastres

    ¿Qué sucedería si perdés energía, datos o información confidencial del cliente? La mayoría de los proveedores de la nube han implementado múltiples regulaciones para asegurarse de que haya una copia de lo que necesites, de modo que puedas acceder a ella rápidamente en caso de emergencia. Incluso si elegís mantener tus propias copias de seguridad, los servicios de computación en la nube brindan garantías adicionales y pueden ayudarte a cumplir con las normas de tu industria.

    7. Ventaja competitiva

    Si bien más del 90% de las empresas utilizan al menos un aspecto de la computación en la nube, muchas no han hecho los cambios precisos para ajustarlo a sus necesidades. Esos primeros usuarios pueden tener una ventaja en el acceso a tecnología más nueva y un flujo de trabajo mejorado.

    Como mínimo, puedes utilizar ese dinero y tiempo ahorrados para dedicarlo a otras prioridades, como investigación y desarrollo, marketing o personal. Esto puede ser todo lo que necesitas para superar a tu mayor competidor en un mercado abarrotado.

    8. Control de calidad

    Tu primer instinto puede ser pensar en las desventajas de los servicios de computación en la nube y cómo pueden ofrecer un control limitado. En realidad, pueden equiparte con la capacidad de vigilar tus datos y quién los usa. Los proveedores de la nube te permiten filtrar permisos a nivel individual y ofrecen herramientas de informes para garantizar la confidencialidad.

    9. Perspectiva

    Los reportes no solo son útiles para saber lo que están haciendo tus equipos. Pueden ayudarte a rastrear todo, desde las tendencias de ventas hasta el desperdicio de recursos. Podés almacenar, analizar y extraer todos los datos enviados y recibidos desde tu proveedor de nube a tus máquinas. Este enfoque de minería de datos no es nuevo, pero algunas de las herramientas de inteligencia artificial que se utilizan para hacer que los datos sean más útiles sí lo son y se están volviendo cada vez más innovadoras.

    10. Mayor colaboración

    La nube se creó teniendo en cuenta la colaboración, ya que algunas de las primeras herramientas se crearon para que los equipos remotos compartieran datos. A medida que más tareas se trasladen a la nube, tus empleados tendrán nuevas y mejores formas de colaborar, ya sea que estén sentados en la misma oficina o chateando alrededor del mundo. Esto permite conexiones en tiempo real desde cualquier lugar y en cualquier momento.

    11. Actualizaciones automáticas de software

    ¿Cuántas veces has retrasado la actualización de tus sistemas operativos Microsoft o Linux®? Estas actualizaciones pueden parecer un inconveniente, pero son necesarias para la eficiencia y seguridad.

    Los servicios basados ​​en la nube actualizan y mantienen automáticamente tus herramientas para su uso, a menudo con poca o ninguna interrupción en tu flujo de trabajo. Las actualizaciones se realizan en todo el sistema a la vez, por lo que una sola instancia no comprometerá tu infraestructura.

    12. Sustentabilidad

    Ya sea que tengas el objetivo de hacer más por el planeta o estés buscando formas de reducir tu factura de luz, los servicios en la nube pueden respaldar este espíritu sin realizar grandes cambios a nivel corporativo. Al capacitar a los equipos remotos, puedes reducir el desperdicio relacionado con el transporte y la cantidad de productos físicos que usas a diario.

    En conclusión


    El servicio en la nube es el futuro de los negocios y puedes disfrutar de sus beneficios incluso si utilizas soluciones en el sitio, gracias a la prevalencia de soluciones híbridas. Al mover lo que puedes a la nube y mantener solo lo que debes en el corporativo, obtienes lo mejor de ambos mundos y te mantienes al día con tus pares.

    Cualquiera que sea la opción que elijas, nube completa o híbrida, vale la pena investigar cómo estos beneficios pueden contribuir a un retorno de inversión excepcional para tu negocio. La computación en la nube está preparada para hacer más por tu empresa con menos gastos, en comparación con la creación y alojamiento de todo en tus propios servidores.


¿Qué son los sistemas de información administrativa?